21 de febrero de 2013

Abrázame



Abrázame con tu mirada.
Mis ojos en los tuyos me enamoran:
ojos pulcros, ojos doloridos;
de la faz del más bello de los hombres: seducen y cautivan.

Oh Amor; oh Eros; oh Beldad
ninguna hermosura se te iguala,
ningún placer se te compara;
ni dios en majestuosidad y poderío.

Abrázame.
Que mirarme quiero en tus divinos ojos;
abrázame: solo una vez, porque aunque te lo pido y quiero,
siento con humildad que me das miedo.

Abrázame, mi Señor

Sí, aunque me des miedo.
Abrázame que a pesar del miedo te quiero.
Que en tus ojos mirarme deseo.
Abrázame aunque mañana no sienta tus brazos,
ni encuentre tu pecho como refugio y consuelo,
sino solo tus espinas y el escurrir de tu Sangre en mis miembros.

Quiero que me abraces, grito, fuertemente,
que me aprietes contra tu pecho,
que me beses aunque tus besos sepan a hiel y veneno.
Que nos hagamos uno, en tu Corazón Divino,
 aunque la cruel lanza me traspase Contigo.

Abrázame, dolor, para el mundo sin sentido,
abrázame momento tan temido;
porque si tantas gracias he recibido,
¿porqué hoy no la pena, de ser por tu amor herido?

Abrázame porque en esta efímera vida todo pasa
y solo el abrazo Tuyo quedará conmigo.  

P. Dengo.  (Derechos de autor)

6 comentarios:

Ana Moreira dijo...

Padrecito, ésta meditación es sinceramente sin palabras. Al calor del Santo Espíritu, puedo discernir que a pesar de todo lo malo y bueno que en nuestra vida nos pase, abracemos con amor y silencio esa hermosa cruz, que nuestro Redentor nos pone en el camino, ya que ella nos enseñará cual es el camino que hemos de seguir, confiando que estaremos en los brazos del que mas nos ama en la vida. Bendiciones

Padre Dengo dijo...

Ana Lucía, Dios le pague por pasar por mi blog y entretenerse con mis aspiraciones. Verdaderamete no hay vocación más bella que abrazarse al Crucificado. Dios quiera que muchos se sientan atrídos por su belleza.

El sentir de Ana dijo...

No es fácil la tareas de los amados del señor, el sufrir del mundo pasa a ser su propio sufrimiento y en sus oraciones cargan las lágrimas de sus amados. Intensa reflexión Javier. Que la luz de Dios lo ilumine siempre y la bondad de su corazón sea ilimitada

Padre Dengo dijo...

Gracias Anita; sus palabras honran este blog y me inspiran. De hecho "amar es hacer u pacto con el dolor"; pero al mismo tiempo va experimentado uno que no hay placer sobre la tierra más grande que el que en ese ejercicio se encuentra. Dios le pague; sigo aprendiendo de usted.

familia chavarria angulo dijo...

El deseo de abrazo es que lo pide el corazón al ver a Jesús, es un deseo del alma..Sentir su abrazo, su protección, que linda sensación ....

Alejo López dijo...

Buenas tardes padre, espero y tengo fe en dios q le llegue este correo, mi tía Nefer, una madre para mi, vecina de Liberia, es fiel seguidora suya viaja desde aquí todos los domingos q usted congrega, me ha llenado de tanta fe hacia usted y queremos pedirle q ponga en sus oraciones a mi mamita, es una larga y triste historia, la de mi madrecita, tratare de narrársela lo más resumida. Mi mama es vera, de 63 años, maestra pensionada, siempre fue una mujer trabajadora, alegre, luchadora, fue una madre para mi hijo, x q a muy corta edad fui madre adolescente y ella nunca nos abandono a mi ni mi a mi hijo, desde q nació el, me ayudo a criarlo, a educarlo, me lo cuidaba para q yo estudiara, y por ella es q hoy en día soy una profesional. Pero desde hace 3 años mi madre perdió poco a poco sus facultades de razonar, era una paciente policonsultante, todos los días iba al hospital a consultar x q todos los días tenía una enfermedad, iba a los supermercados a robar, comenzó a vender y a regalar sus carros y casas, hasta q la internaron en el hospital psiquiátrico, eso fue duro de superar cada vez q la iba a visitar lloraba, q caótico es ver a todas esas personas con sus mente citas enfermas y ahí solo los sedan, yo no pude verla más ahí logre convencer a mi papito para sacarla de ahí, pero nunca más volvió hacer la misma, inicio control con psiquiatría y en lo único q nos ayudan es en mantenerla sedada, y eso duele, nos dicen q tiene Alzheimer, q no tiene cura, q va a morir, pero yo no acepto eso todavía, y mi tía tampoco, como una gran mujer como ella, sana, fuerte, valiente, luchadora, va a volverse demente de la noche a la mañana, yo me pregunto cada vez q la veo y le preguntó a ella:dónde estas mamita?, pero no tengo respuestas. Muchos médicos la han visto y todos diagnostican lo mismo, pero sin estudiarla sin hacerle exámenes. Yo le pido padrecito q la ponga en sus oraciones, si hubiera cura divina para ella q sea la voluntad de dios, pero sino q podamos darle una vida digna. Sólo le pido q ore x ella y q dios nos de paciencia para cuidarle y resignación. Gracias

Publicar un comentario en la entrada